El concierto prohibido de Avril Lavigne en Malasia



Ocurrió en 2008 cuando el Gobierno de Malasia casi obliga a la artista canadiense Avril Lavigne a cancelar su concierto en Kuala Lampur por considerar que "mancillaría el espíritu del Día Nacional de la Independencia" del país musulmán. "No es el momento",: afirmó en ese entonces el Partido Pan-Islámico (PAS).

No va de acuerdo con el buen espíritu del Día Nacional de la Independencia. Si siguiéramos adelante con el concierto, estaríamos haciendo lo contrario a lo que deseamos para esta fiesta

Dijo un portavoz del Ministerio de Cultura, el organismo encargado de vetar las actuaciones de los artistas. Días atrás, el PAS había pedido la prohibición de la actuación de la rockera, alegando que las letras de sus temas, atuendo y estética punk son "inadecuados" para los jóvenes.

Lavigne tenía previsto ofrecer un concierto en Kuala Lumpur el 29 de agosto, dos días antes de la celebración del Día de la Independencia, como parte de su gira mundial "The Best Damn Tour".

Malasia, una nación musulmana moderada, aplica estrictas normas para las actuaciones de las artistas, que deben taparse desde el pecho hasta la rodilla y no pueden saltar, abrazarse con nadie o lanzar besos y objetos al público.

En esos últimos meses, la estadounidense Gwen Stefani tuvo que acatar las reglas, mientras su compatriota Beyoncé se negó a ello y suspendió su recital previsto en Kuala Lumpur.

Sin embargo, Malasia permitió que la estrella del pop canadiense Avril Lavigne ofreciera el concierto antes de las celebraciones del día de la independencia del país, revirtiendo la decisión de prohibir la actuación luego de las protestas de un partido islamista.

La decisión de permitir el concierto del 29 de agosto en Kuala Lumpur se tomó en una reunión del gabinete después de estudiar las garantías dadas por el organizador del concierto, citó Bernama al ministro de Arte y Cultura, Mohamad Shafie Apdal.

El gobierno había pedido previamente a los promotores de Lavigne que cambiaran la fecha del concierto después de que la oposición, Parti se-Islam Malaysia, se opusiera a ello, diciendo que la población Malasia principalmente musulmana no debería imitar los valores y culturas occidentales.

Aunque Malasia, que celebraba su 51 año de independencia de Gran Bretaña el 31 de agosto, es un país musulmán moderado con importantes minorías no musulmanas, los grupos conservadores a menudo desaprueban las desviaciones de las interpretaciones estrictas del Corán.

Al dar la aprobación, el gabinete también instruyó al ministerio (de artes y cultura) a monitorear el concierto para asegurar que las actuaciones no chocan con la cultura y los valores de Malasia

Dijo Shafie, según fue citado.

En octubre de 2007, la estrella estadounidense de R&B Beyonce Knowles canceló su concierto debut en Malasia en protesta contra el código de vestimenta ultra estricto del país y por el temor de una protesta musulmana por su espectáculo.

Pero hace un año, la cantante estadounidense Gwen Stefani actuó en Malasia a pesar de las llamadas de estudiantes musulmanes para cancelar el concierto porque lo consideraban demasiado obsceno.

Publicar un comentario

0 Comentarios